Todos sabemos que nuestros pensamientos definen nuestra experiencia pues la delimitan temporoespacialmente.