separarse de las creencias y los pensamientos de los adultos que nos tienen a su cargo es muy difícil. Pero cuando crecemos y somos adultos