No importa cómo y por dónde empieza el paciente a contarme o a decirse