limitamos la autoridad que tiene el mundo externo sobre nuestra vida