Cada vez que decidimos fortalecer nuestro “interior”